viernes, 26 de diciembre de 2014

NO REGRESARÉ

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No retornaré
a esa danza de lúgubres deshoras
a esa inquietud constante, a ese extravío
a esa mirada en ruinas, a esa herida punzante
 
 
No regresaré
al incesante grito de la muerte
cobijo del dolor y el desvarío
donde los girasoles cierran los párpados
y abrazan algún sueño sin memoria.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

SE FUE

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Se fue
congelándome el aire
convirtiéndome en piedra
retornando a su abismo
devolviéndome al mío
 
Se fue como la noche
más oscura y aciaga
me dejó sumergida
al fondo de su olvido.

SÓLO PASADO










 
 
 
 
 
 
 
 
 
Me dormí entre sus brazos
y desperté entre dudas,
¡qué albergue tan ingrato
para la piel desnuda!
¡Qué ojos tan lejanos
hilvanados de ausencia!
¡qué amor tan desolado!
que se vistió en la noche
con caricias urgentes
y desgranó las horas
entre besos y versos.
Maldita madrugada
 que acechó nuestros cuerpos
extenuados y unidos
fue tejiendo mareas
diseñando distancias
y al mirarnos de frente,
sólo vimos pasado.

UN CAMINO DESIERTO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hasta el silencio, era trágico aquél día
Te amé, desde la lágrima desnuda
que pugnaba por nacer libre a la vida,
hasta la boca esculpida en frío mármol
sin rastro de sonrisa ni de fuego
 
Éramos dos relámpagos antes del trueno
dos miradas errantes, dos pozos de abandono
dos raíces unidas bajo tierra
fuimos la ausencia, abarcando el universo.
 
Fuimos lo breve y lo perenne
perdidos en aquél instante etéreo
desterrados del mundo,
levantamos los muros de la muerte.
 
Hasta el silencio era trágico aquél día
en que la sombra trenzó nuestra desdicha
y sembró en nuestras almas
un camino desierto.
 
 

domingo, 2 de noviembre de 2014

A MI MADRE

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hoy regreso hasta ti
al vientre palpitante
que me devolvió al mundo
y fui rosa de otoño y hoja seca,
la uva dulce y suave
el rojo atardecer
a veces nube gris y otras tormenta;
 
A veces tempestad y otras remanso
fui carne de tu carne
la risa de tus ojos,
la espiga acariciada por tus manos
la que viste crecer
y llorar en tu seno
la que inició su vuelo al infinito.
 
Hoy regreso hasta ti
con lunas plateadas en el pelo
sin ser mía ni tuya
sin poseer más bienes que la lluvia,
este soplo de aire nacarado
y tu inmensa bondad
al darme vida.

CRUZO EL LABERINTO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
No sé si es la nostalgia
esta bruma que crece
en el breve reducto
de mis horas desiertas.
 
Aparece de pronto
con su sórdido rostro
afilando cuchillos
para herirme de muerte.
 
Y yo, que nunca huyo
enfrento su mirada
de sombras insolentes
viajando a la deriva.
 
Acudo a su llamada
y cruzo el laberinto
donde sé que me espera
con los brazos abiertos.
 
En ese oscuro espacio
reúno mis orillas
hay veces que el vencido
renace de su suerte.

sábado, 11 de octubre de 2014

Y YO, QUE NUNCA OLVIDO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hay trozos de tristeza en esta risa
algún trazo de muerte en esa luna
hay un poco de noche en la alborada
y algún rayo de luz entre las nubes.
 
Y yo, que nunca olvido casi nada
olvido recordar, aunque me duela
y al abrigo de esta amnesia buscada
soy un muerto viviente, solitario.
 
Envuelta en mi coraza protectora
transito indiferente por la vida
ya no hay piedra que roce mi camino,
ni tampoco marea que me cubra.
 
No sé dónde se fue la que un día fui
no sé dónde estará, dónde habrá ido
tan sólo sé, que ha desaparecido
y alguna vez aún, la echo de menos.

jueves, 2 de octubre de 2014

A TI, DIOS DE LOS EXCESOS

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A ti, Dios de los excesos
te dejo por estandarte
un relicario de besos
una cruz donde clavarte
un cementerio, un espejo
una lágrima ambulante
la pena de que estés lejos
la fuerza para olvidarte.
 
A ti, Neptuno de río
que el frío depositaste
que sembraste el desvarío
y el corazón maltrataste
te prometo en esta hora
ya no llevarte por lastre
aquí comienza mi aurora
y aquí dejo de extrañarte.

sábado, 27 de septiembre de 2014

¿CÓMO CREER?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Cómo escribir
sin dejar que la ira
sea tinta en el poema?
 
¿Cómo besar
olvidando la escarcha
que acecha en cada esquina?
 
¿Cómo evitar
la sorda rebeldía
clavada en cada poro?
 
¿Cómo mirar
como la vez primera,
con destellos de fuego?
 
¿Cómo volver
a sentir mariposas
aleteando nerviosas?
 
¿Cómo inventar
caricias en las manos
cuando sólo hay hastío?
 
¿Cómo soñar
después de tanta dosis
de realidad marchita?
 
¿Cómo creer
después de ver crecer
desnudas las mentiras?
 
¿Cómo escribir
cuando la decepción
cruzó por el sendero?
 
¿Cómo pensar
que a veces tras la herida
ni cicatrices quedan?
 
¿Cómo decir
que nacerá un poema
muriendo en estos versos?
 
 
 
 
 

martes, 26 de agosto de 2014

BRINDO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Brindo por este fuego que se apaga
de tanta realidad mal adquirida
de tanta soledad, de tanta huida
brindo por la mentira más aciaga.
 
Brindo por tantos sueños incumplidos
brindo por las promesas enterradas
por todas las caricias derramadas
por todos los ardores destruídos.
 
Brindo y en este brindis va mi olvido
un corazón cerrado a cal y canto,
un trago de ceniza y trementina.
 
Brindo por ti y por mí, por lo vivido
por lo que fue y no fue, por nada y tanto,
por este ciego amor que se termina.

 

ES VIERNES

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Es viernes, y aún te amo,
aún permito que llegues
y arañes otro día sin sentido.
 
Es viernes y aún te amo
mientras la decepción
se instala lentamente.
 
Aspiro los recuerdos
que vagan perezosos
entre las telarañas del olvido.
 
Apenas un instante
para dejar que expire otro lamento
desprovisto de esperanza.
 
Otro día sin ti, sin mí,
con este sinsabor que me desgarra,
es viernes y aún te amo,
pero menos.

SI VES CRECER







 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Si ves crecer desnudo entre las rocas
un corazón de infinita pureza
que ofrece su latido sin fisuras
y avanza apresurado a encontrarse contigo

No sacudas tu pecho con sorda diligencia
después de haber bebido la sangre de su fuente
ni hagas morir al duende que besó tu sonrisa
cubriéndolo de oprobio, desazón y desdicha.

No naufragues la magia que nació simplemente,
que fue luces y sombras de un instante infinito
no maldigas el sueño que perece en la aurora
mientras la soledad se instala tras la puerta.

miércoles, 13 de agosto de 2014

A VECES ME PREGUNTO








 
 
 
 
 
 
 
 
 
Quince horas al sol,
¡tantos metros de alambre!
y a veces me pregunto
adónde mira el mundo, que no ve
que algunas almas sufren
el odio o el olvido
y no sé que es peor,
si ver la indiferencia clavándose en los ojos
o ver unos fusiles dispuestos a escupir
todo el horror posible de sus bocas.
Quince horas al sol, que no en la playa,
tantos metros de alambre, como hambre
tanto miedo como ganas de intentarlo.
A veces me pregunto,
adónde mira el mundo, que no ve.

domingo, 10 de agosto de 2014

HAGÁMONOS LA PAZ



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





Hagámonos la paz, si esto se puede
que ya el amor nos hizo y nos deshizo,
ahora que despertamos del hechizo,
salvémonos la risa que nos quede.

Hagamos que este agua sea pasada
y en este caminar que caminamos
bebámonos las veces que lloramos
con lágrimas de sangre envenenada.

Pongamos un final en esta historia
y echemos los recuerdos al olvido,
besémonos con besos sin memoria
que no tengan sabor a lo dolido.

 

sábado, 28 de junio de 2014

QUISE VOLAR

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una vez quise volar
despegar los pies del asfalto,
desligarme de esta carretera
de único sentido,
dejar atrás cada dolor
cada desconsuelo,
desenterrar la infancia
recuperar la ingenuidad en la sonrisa;
Traspasar arco iris
flotar entre las nubes del olvido
abrazarme a la luna,
alejarme de este mundo de desastre
donde el hombre, sí come carne de hombre.
 
 
Una vez quise volar
revestir mis alas con los sueños,
alzarme en el aire y diluirme
restañar las heridas entre versos.
 
Descubrí que era tarde
que apenas tenía fuerzas para iniciar el vuelo
demasiado plomo entre la espalda
demasiadas cadenas en el cuello.
 
Sin embargo fue hermoso
fue bello imaginarlo
sentirse libre en pos del viento
y dejar atrás un mundo
en el que apenas creo,
que apenas me comprende
y al que yo, no comprendo.

martes, 17 de junio de 2014

SIN MÍ



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Me quedo aquí, con este corazón
vacío, descreído,
en este crudo invierno desolado.

 Me quedo con las horas de locura
con los días inciertos,
con la leve llovizna entre las manos.

Me quedo con el hielo del olvido
la sangre coagulada,
con el trueno que aúlla en la tormenta.

Me quedo con la luz entre las sombras,
con la noche alargada,
con la risa enterrada en el lamento.

Me quedo las espinas de las rosas,
el aire estrangulado,
el aroma marchito del recuerdo.

Me quedo con la sal entre la herida
con los pies en el barro,
cruzando el callejón de la amargura.

Tú, te quedas sin mí.

domingo, 1 de junio de 2014

LA ÚNICA FORMA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nos morimos del otro
dejándonos el alma en esta herida
y sé que no vendrás, sabiendo que no iré.
Las horas se recuestan en el pecho
mientras tú me agonizas,
mientras yo te agonizo
en esta extraña y única forma
que tenemos de poseernos.

MUJER Y LIBRE

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mujer, permítete ser
permítete fluir
libre e infinita
como parte del universo.
 
Despliega tus alas
y eleva tu vuelo
hacia el mismo centro
de tu esencia.
 
Mujer, sé tu dueña
tu propio destino
celébrate
en la tormenta y en la calma.
 
Defiéndete
de quien te ponga grilletes
de quien te marque las pautas
de quien gestione tu vida.
 
Comete errores
golpea la cabeza
contra el primer muro
que tengas enfrente.
 
Ríete del miedo
de la adversidad
de las normas
y de aquél que las hizo.
 
¡Vive! ¡Ámate!
regálate el aire
desata la risa
rompe el equilibrio.
 
Pertenécete
date a ti por entero
descúbrete única
como parte del cosmos.
 
Desaprende lo aprendido
vuelve a nacer,
créate y recréate en ello
y entonces, sé tú.
Mujer y libre

BENDIGO TUS MANOS

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bendigo tus manos
que hilvanaron el sueño ineludible
y apenas de la nada
crearon un cobijo sin fisuras.
 
Bendigo tus ojos
que se visten de luz cuando contemplan
la firme realidad que ahora te habita.
 
Aquí dejas tus raíces, fuertes e inmensas
aquí dejas tu esencia, perdurando en el tiempo
en tus palmas se queda el ardor de la tierra
en ella cada gota del sudor de tu cuerpo.
 
Bendigo tus manos,
que conspiraron con tu corazón
contagiadas de sus latidos precipitados
y le otorgaron vida a este refugio
preservándote del olvido.

miércoles, 14 de mayo de 2014

EN LA QUIETUD DEL AGUA

 
 
 
 
 
 

 
 
 


 
 
 
 
 
 
 
Mi amor:
en la quietud del agua
vaga lenta la aurora
se oyen pasos de sal
 creciendo entre la arena.

  En el aire dormido
se diluye la noche
un suspiro te sueña
y mi alma te anhela.

Mi amor, ¿como decirte
de las noches en vela?
de los besos que vuelan
a encontrarse en tu boca
de caricias que nacen
y en las manos esperan.

Mi amor,
en la quietud del agua
vaga lenta la aurora
crecen lunas de otoño
en la brisa que llega.

 
 


lunes, 12 de mayo de 2014

ME ABRÍ A LA LUZ

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Me abrí a la luz
dejé a la primavera
recorrer los espacios
donde el árido invierno
se había perpetrado.
Era el momento
de dejar las compuertas
de par en par abiertas;
permitirle al sol
derramarse abundante
entre las aristas
transparentes del hielo.
Desdoblar la sonrisa
del instante presente,
arrojar por la borda
los miedos y la muerte;
Abrir todos los diques
dejar que por los ojos
se rasgaran los mares
hasta que de tu nombre
no quedó ni el recuerdo.
Me abrí a la luz
dejé a la primavera
quedarse entre mis poros
y brilló un nuevo día
besándome en la frente.

martes, 15 de abril de 2014

EN LA HORA IRREVERSIBLE

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 Apenas una certeza, dos si acaso
y mil contradicciones grabadas en los labios.
¡Que cada uno respire su destino
y se impregne del delirio de los sueños!

Cada cuál que asuma sus quebrantos
que beba sus lamentos y sus miedos
que desde la cornisa del espanto
ponga brida a las palabras
y vuelva sus ojos ciegos.

Que en la tosca cerradura ponga la mirada al mundo
que no le salpique el barro, que no arañen su cerebro
que su corazón intacto sepa vivir en barbecho.

Cuando al final de sus días le pregunten si ha vivido
que conteste que fue un hombre al que nunca le han herido,
que no fue pasto de amores, ni hubo noches de vigilia
ni un suspiro nació roto, desgarrando su garganta.

Que se recortó las alas y pisó firme en el suelo
que inventó mil estrategias, que siguió todas las normas
y que ya apenas recuerda aquel crimen cometido,
condenándose a sí mismo, a deshojar sus anhelos
y en la hora irreversible, se dé cuenta de su error.

lunes, 14 de abril de 2014

TRES VECES

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





Ya no lo niegues, me dijo
desnudémos la ternura
ahora que aún está dormida
la hora que nos aleje.

Renazcamos del olvido
de las cenizas del hielo,
apuñalemos las sombras
desoladas de nostalgia.

Abriguémonos del llanto,
del infortunio que acecha
rescatémonos de todo
desoyendo a la cordura.

Deja que huyan nuestras voces
de los senderos del miedo
que el susurro de tu boca
nos aleje de la muerte.

Ya no lo niegues, me dijo
sembrando fuego en mi alma
y antes de acabar el día
me había negado, tres veces.

lunes, 7 de abril de 2014

SIN MIRAR ATRÁS


















Hallar la honda sed en las pupilas
ver la noche arañada de nostalgia
matar el grito ahogado en la garganta,
cubrir la piel con un manto de olvido.

No mirar hacia atrás ni un solo día
no recorrer de nuevo la añoranza,
no caminar en días de tormenta
no vestirse de invierno ni amargura.

Renacer en la risa vespertina
despertar con los brazos extendidos,
correr bajo la lluvia sin paraguas.

Desandar el camino transitado
descubrir que han crecido nuevas alas
y beberse la vida sin reservas.

CONFIESO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Confieso que en un tiempo
vi mares en los charcos,
confieso que fui amante
de la melancolía
 
que alimenté el dolor,
que cedí ante el fracaso
confieso que fui esclava
que descendí al infierno
 
que le puse grilletes
a la risa, al deseo
confieso que los días,
fueron noches aciagas
 
que el espíritu libre
se alejó de mi lado
y viví sumergida
en parajes sombríos.
 
Confieso que vagué
negándome al olvido
dejando que anidara
la ira entre mis poros.
 
Confieso que ascendí
con los pasos inciertos
aún entumecida,
aún atribulada
 
que volví a renacer
de mis propias heridas
y que las cicatrices,
son parte de otra historia.

martes, 25 de marzo de 2014

SIN ORILLAS










 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La cabeza en mi hombro.
 
Reposa lánguida la sonrisa
recién amanecida,
los ojos preñados de arco iris
y la mirada invicta
de quién aún no se ha muerto,
ni ha vivido.

Caminando ante mí,
 apenas a unos pasos
vislumbro a la mujer
que seré en unos años,
la que apenas recuerda a la niña que fui
aquella que llevaba
su estrella de estandarte.

El carruaje del tiempo se detuvo,
se descorrió en silencio la cortina del viento,
nos miramos las tres, por un instante apenas
y nos reconocimos
como parte del todo
que ahora existe.

La que fui, la que soy,
la que seré.

Nos perdonamos los errores
pasados y futuros
y abrazamos la brisa que se abre
ligera y fresca ante nosotros.
buscamos una senda, sin más orillas
que las que nuestros pies
pisen errantes.

viernes, 21 de febrero de 2014

NADA SERÁ IGUAL



























Ya nada será igual.
No importa si regresas o no vuelves,
son tantas las murallas fabricadas,
tantas las soledades construidas
tantas son las sonrisas que se han roto,
que nada será igual aunque regreses.

Yo habré cambiado y tú serás distinto
prendida en la solapa, la escarcha acumulada
después de tanto invierno.

Sin embargo, si tú me sobrevives
sé que me llorarás hasta el último aliento.
Si yo te sobrevivo, una parte de mi se irá contigo.

Ya nada será igual si estamos muertos.
Tampoco será igual, si estamos vivos.

NADIE REGRESA VIVO



















No vayas a la guerra
pensando que podrás volver ileso,
nadie regresa vivo de la muerte.
Después de tanto horror, de tanta ira
de llenarse los ojos y la boca
del color y el olor de la sangre de otros,
¿cómo volver ileso? ¿cómo salir indemne?
¿cómo mirar el sol y ver crecer las rosas
después de tanto infierno clavándose en el alma?
¿Cómo seguir amando, cuidando de los hijos
sabiendo que otros hijos cayeron para siempre?
¿Cómo escuchar el viento, contemplar el ocaso?
¿ cómo vencer la voz que te habla de la muerte?
¿Cómo reclamarás la paz de tu conciencia
si arrancaste de cuajo la vida a un semejante?
No vayas a la guerra, pensando que alguien gana.
Después de cada espanto, sólo quedan vencidos,
madres que por sus hijos llenan inmensos mares,
que no entienden de bandos ni de luchas,
que tan sólo son madres maldiciendo su suerte.
No vayas a la guerra
pensando que podrás salir ileso.
Nadie regresa vivo de la muerte.

jueves, 13 de febrero de 2014

VIEJAS HUELLAS

















Aún quedan viejos juncos, viejas huellas
una ventana rota que da al mar
aún divagan mis ojos entre ausencias
y entre el aire afligido, aún te busco.

He caído de tus manos al abismo
donde recoge el viento mis lamentos
quédate en la raíz de mi memoria
para que ni la muerte nos separe.

Aquí te sobrevivo inútilmente
con la turbia evidencia de tu marcha,
en este amanecer donde la lluvia,
vuelve a bañar mis ojos al nombrarte.

YO NO ENTIENDO


















Yo no entiendo ni pretendo
los triunfos que trae la guerra
ni el infierno que provoca
con su rastro de miseria.

Sólo entiendo de los llantos
que tras su paso cosecha
de las lágrimas de angustia
sobre la sangre reseca.

Yo no entiendo ni pretendo
la cara de la violencia
con su rostro miserable
y su gesto de indolencia.

Sólo entiendo de las madres
que lloran por las ausencias
negras perlas que derraman
sobre la calle desierta.

Yo no entiendo ni pretendo
los triunfos que trae la guerra.


Este canto lo dedico
al pueblo de Venezuela
mi corazón va contigo
con tu gente y con tu tierra.

lunes, 10 de febrero de 2014

SE MIRARON

















Se miraron,
como si en duelo se batiesen
las orillas del tiempo.

Se miraron,
perpetuamente en un instante.

Despuntaba la noche,
esa hora en que el destino
empaña los espejos.

Al fondo de la calle,
sonaba un viejo saxo
sólo el rumor de un blues
con paso agonizante.

Se miraron,
como si las orillas del tiempo
de pronto se acercasen.

martes, 4 de febrero de 2014

OTRO DÍA DE OLVIDO



















Era mi soledad junto a la tuya
unidas por algún hilo indivisible.
Universos alados,
que estaban destinados a encontrarse.

Eran dos soledades al unísono
dos nostalgias febriles, dos antorchas prendidas
que se reconocieron al instante.

Ahora mi soledad, camina sola
no debí retornar de tu agonía
aunque eso supusiera
cavar mi propia tumba.

¡Se muere tantas veces mientras pasa la vida!
¡Son tantos estertores vagando por el mundo!
¡Dejamos en el aire tantas palabras nuevas!

Ahora mi soledad, camina sola
ahora tu soledad, es sólo tuya;
Es más gris la mañana y la noche más densa
mientras nos regalamos
otro día de olvido.

jueves, 23 de enero de 2014

ESTE GEMIDO

















Este gemido de agua
este quejido tan quedo
esta lumbre que no arde
este arroyo sin consuelo
este tronco que navega
en la laguna de hielo.

Esta noche que no acaba
con esa luna de acero,
esa borrasca que acecha
este pájaro en el suelo
estos puños de cristales
estas miradas de duelo.

Este olvido acostumbrado
esta inquietud en el pecho
esta lágrima engarzada
a este dolor al acecho
esta saliva que traga
la hiel del último beso.

Este gemido de agua
este sopor de silencio
esta estrella solitaria
como un abrazo sin dueño
este naufragio que habita
entre la piel de mi verso.

DE ALGÚN LUGAR























Llega ataviada de toda la belleza...

de lugares donde habita el insomnio
de la cuna del mar, de la herida sangrante.
Viene del centro mismo de la niebla,
de la risa cósmica y el dolor aislado,
de la certeza y la incertidumbre
de la magia y del misterio.

Llega como un pájaro y se posa lenta entre los ojos
como lluvia pertinaz, como bola de fuego
creciendo desde el cielo de la boca.

Es ella, revestida de contradicciones
de fracasos y aciertos, de inquietudes y dudas
de graznidos al viento y besos al ocaso.

Ella es la obsesión, el compromiso, el recuerdo,
el eterno infinito; es la leña y el árbol
es el todo y la nada, la cascada de luz
y la hora vespertina.

Es presagio de soles y de noches aciagas
ella es la soledad y el abandono,
el genuino instante, la magnética mano
la eterna cara y cruz de la moneda.

Ella llega de la serenidad, del desafío
de la alegre tristeza, de la triste alegría
de la temeridad y el desvarío.

La poesía viene de un lugar inconquistable
porque es de nadie y de todos,
porque nadie es tan libre como ella.
 

martes, 21 de enero de 2014

A ORILLAS DE TUS OJOS

















Hay una tempestad emergiendo con fuerza
a orillas de tus ojos.

El eco de un suspiro extendiendo las alas
el rostro de la duda, la herida irreparable
la lluvia cadenciosa cayendo entre tus manos,
el surco que se aloja en el nido del alma.

Al fondo tus pupilas, paisaje taciturno
desplegando las velas, surcando el horizonte
dejando atrás el eco aullando a la deriva
burbuja solitaria, etérea y delirante.

Hay una tempestad que crece y muere
a orillas de tus ojos.

viernes, 17 de enero de 2014

A TU LADO












 
 
 
 
 
 
 
 
 
Flotó este corazón lleno de ti
de la temible angustia de andar solo
de ser en soledad, yendo a tu lado.
Tembló este corazón atribulado
sabiéndote tan lejos y tan mío
y aquella última gota de rocío
murió al rodar por el acantilado.

Flotó este corazón lleno de ti
de la temible angustia de andar solo
vacío de tu amor, desconsolado
nublado de razón, desesperado
cayendo poco a poco en el vacío
descendió en la pendiente del hastío
y se murió sin ti, yendo a tu lado.

jueves, 16 de enero de 2014

SENTIR EL PASO
















Sentir el paso
de algún recuerdo
de una tenue fragancia,
de una leve caricia,
ese dulce abandono,
la boca antes del beso.

La codicia en la carne
el deseo perenne del regreso,
y sin embargo
la duda irrevocable,
el gesto adusto,
el temido abandono
hundido en el espacio
donde una ráfaga de aire
arrastra las palabras.

Sentir el peso,
de una realidad irremediable
tristeza en las miradas
que desdeñan la copa en que bebieron
y se alejan inmersas
en la dulce burbuja del pasado.

miércoles, 8 de enero de 2014

HAKI YANGU!!!

 













¡Haki yangu!! gritó Kaia,
desafiante y altiva
con el pesar en los ojos,
con el llanto a la deriva.

Con la piel hecha jirones
con el alma dolorida
con sus lamentos al viento
con la risa malherida.

¡Haki yangu!! gritó Kaia,
con la inocencia perdida
con los días hechos noches,
con la mirada abatida.

Con el corazón temblando
 de impotencia y de ira
¡haki yangu! gritó Kaia,
símbolo de valentía.

Le plantó cara al gobierno
le plantó cara a la vida
y gritó por sus derechos
a una sociedad dormida.

¡Haki yangu!! gritó Kaia,
porque quiso ser oída
¡haki yangu!! gritó Kaia,
por su inocencia perdida.


AHORA
















 

 
 
 
 
 
 
Ahora que nada tengo y nada pido
que ya pasó mi abril y tu verano
ahora que apenas mido lo que digo
ahora que ya te olvido y no te amo.

Ahora que cualquier lunes es festivo
que ya no necesito de tu mano
ahora que no te llamo ni te escribo
que no eres ni mi amante, ni mi amado.

Ahora que me alejé, llegas mendigo
en busca del cariño y del abrazo
ahora que ni siquiera te maldigo
por haberme partido en mil pedazos.

Ahora que basta y sobra con mi abrigo
de retazos de sol y cielo raso,
con un amanecer, con un amigo
ahora que bebo el resto de mi vaso.

Ahora que estás llegando arrepentido
ahora que ya volví sobre mis pasos
no vuelvas a cruzarte en mi camino
ni vuelvas a buscarme entre tus brazos.

MONTAÑAS ESCARPADAS





















Demasiadas montañas escarpadas
lobo hambriento aullando en su guarida
terciopelo escondiendo mil espadas,
oscura tempestad recién parida.

Demasiadas estrellas desgastadas
luz del alba marchita y malherida
luna rota, temidas madrugadas
amamanto de hiel, boca escondida.

Flor ardiente, pistílos marchitados
soledad asesina, negra espera
de serpiente la piel viscosa y fría.

Crisol roto, anhelos desgajados
cúspide de candor y de ceguera
maltrecho corazón ¡cuánto sufría!