jueves, 23 de mayo de 2013

NO SÉ








 No sé en que hora me quedo
a solas con la muerte
si cuando te has marchado
o mientras aún te alejas
y llevas en las ropas
los restos de mis sueños
y dejas este vaso
de raíces añejas.

 No sé en que hora me quedo
a solas con la muerte
si cuando estás conmigo
o cuando al fin me dejas
y llevas tras tus pasos
un corazón herido
remendado por hilos
de añoranzas ya viejas.

No sé en que hora me quedo
a solas con la muerte
si cuando veo en tus ojos
morirse dos estrellas
y siento que la noche
se prende entre mis poros
y una cruz de silencio
se clava entre las cejas.

4 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué "maravilla" de poema!!!
    Sobra cualquier comentario...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Chema Elez!!! Un abrazo también para ti

    ResponderEliminar
  3. Sin duda impresionante poema. Felicidades, Inma.

    ResponderEliminar